Dieta detox de una semana

Si quieres hacer una dieta para perder peso, tu nuevo régimen debería comenzar con una dieta de desintoxicación estricta, ideal para ayudar a perder unos cuantos kilos y darle a tu piel un brillo saludable.

Dieta detox de una semana

A continuación, presentamos la desintoxicación de siete días. Sólo tienes que seguir el programa que te damos a continuación.

No sólo muchos de nosotros comemos en exceso, sino que además, los alimentos que comemos a menudo han perdido gran parte de su valor nutricional a través del procesamiento, y están llenos de grasas, azúcares y aditivos.

Una dieta de desintoxicación permite que dos cosas sucedan. En primer lugar, debido a la abstención de ciertos alimentos dejamos de sobrecargar nuestro cuerpo con sustancias nocivas. En segundo lugar, nos damos un montón de nutrientes para acelerar la eliminación de toxinas que se acumulan con la edad y promovemos la renovación celular.

Dado que gran parte del valor nutricional de los alimentos se pierde en la cocción y el procesamiento, debemos comer los alimentos de la forma más cercana a su estado natural, tanto como sea posible, ese es el núcleo de cualquier plan de desintoxicación.

Por lo tanto las frutas y verduras crudas, lentejas y legumbres y arroz integral, juegan un papel importante en la dieta de desintoxicación.

A medida que tu cuerpo comienza a eliminar las toxinas atrapadas, es probable que te sientas cansado y puedes sufrir dolor muscular, cambios de humor, dolores de cabeza y problemas de la piel.

Pero no desistas. La desintoxicación es en realidad mucho más fácil de lo que piensas, pero debes elegir un momento en que no vayas a estar demasiado estresado o tengas demasiadas cosas que hacer.

Rehidrata tu cuerpo

Beber mucha agua es la forma más rápida para eliminar las toxinas de tu sistema, reducir la retención de líquidos y mejorar la condición de la piel. Trata de beber al menos 1,8 litros al día (café, té, cerveza y bebidas gaseosas en lata no cuentan). Bebe más si haces mucha actividad física.

Primer día detox

Hoy no tienes que hacer nada más que beber líquidos. No te preocupes, no te sentirás débil. De hecho, te sentirás con más energía, no con menos. Bebe mucha agua a temperatura ambiente, tal vez con un chorrito de limón fresco para limpiar y estimular los intestinos. Además, puedes añadir uno o dos de los siguientes líquidos para ampliar los beneficios de la desintoxicación y para ayudar a mantener la sensación de hambre a raya.

Si tienes un extractor de jugos, los jugos de frutas y verduras recién hechos pueden ayudarte a limpiar y regenerar todo el sistema. Elige combinaciones con poderes especiales de desintoxicación como la manzana y la zanahoria (utiliza cuatro zanahorias y dos manzanas verdes), que funcionan como un tónico o la frambuesa y el melocotón (125 g de frambuesas y dos melocotones), lo cual es genial si estás cansado. No tienes que tomar más de tres vasos de jugo.

Tés de hierbas o especias sin azúcar (no más de tres tazas al día) como el jengibre, diente de león, hinojo o milenrama funcionan como desintoxicantes útiles.

El caldo es otra opción. Hecho de vegetales orgánicos limpios, frescos y cocidos a fuego lento durante 10-15 minutos en agua (sin sal). Desecha las verduras y bebe el líquido durante todo el día.

Segundo día detox

Hoy, repite el régimen de ayer, beber mucho líquido pero comiendo una porción de una de las frutas mencionadas a continuación cuando se siente hambre.Las frutas son generalmente muy alcalinas, por lo que ayudan a neutralizar el desecho ácido producido por el cuerpo cuando se empieza a desintoxicar.

Con un alto contenido en fibra, la fruta también es un buen laxante y ayudará a eliminar algunos de los 3-4kg de material en descomposición que se encuentra en el intestino medio.

Las manzanas contienen una gran cantidad de pectina, una sustancia que puede ayudar a eliminar las toxinas del cuerpo, además de ácido tartárico, que puede ayudar a la digestión.

Las piñas y mangos contienen la enzima bromelina, que ayuda a producir los ácidos que destruyen las bacterias "malas" en el intestino, estimulando el crecimiento de las bacterias "buenas" y vitales para una digestión saludable y la reparación de los tejidos. El mango también contiene la enzima papaína, que ayuda a descomponer los residuos de proteínas.

Las sustancias en las uvas ayudan a luchar contra la producción de moco, que pueden obstruir los tejidos, y ayudar a limpiar el hígado y los riñones. Su alto contenido de fructosa (azúcar de la fruta) también proporciona energía instantánea.

La sandía tiene propiedades diuréticas, que aceleran el paso de fluidos que transportan las toxinas a través del cuerpo.

Tecer día detox

Sigue el régimen de ayer, pero toma una ensalada de vegetales crudos para el almuerzo y la cena. Elige tus combinaciones favoritas, pero ten en cuenta lo siguiente para tus beneficios de desintoxicación.

El hinojo ayuda a mejorar la digestión y evita las flatulencias. El berro contiene altos niveles de beta-caroteno y azufre, ambos de los cuales son tónicos para el hígado. Las hojas de diente de león son un tónico para el hígado y el riñón, y también actúan como un diurético, fantástico para reducir la retención de líquidos. El perejil es un diurético suave y contiene minerales de zinc y oligoelementos, vitales para la función hepática eficiente.

Detox 1 semana

Cuarto día detox

Continúa bebiendo mucha agua, y tomando un aperitivo de fruta, pero haz una comida combinando verduras cocidas y granos integrales. La otra comida debe ser una ensalada de vegetales crudos.

El arroz integral corto es el tipo de arroz más absorbente y de fácil digestión que hay. Es rico en fibra, que absorbe las toxinas del intestino. Haz tus verduras al vapor o salteadas utilizando especias y hierbas para el gusto. La pimienta de cayena y el jengibre son buenos en una dieta de desintoxicación, ya que estimulan la digestión y la eliminación de toxinas a través de la piel.

Los siguientes son conocidos por sus propiedades de desintoxicación:

  • Puerros, cebollas y ajo. Son grandes opciones para agregar sabor a tus platos de verduras y contienen compuestos de azufre que se adhieren a, y aceleran la eliminación de metales tóxicos.
  • Alcachofas. Estimulan la producción hepática de bilis, lo que acelera la digestión.
  • Alcachofas de Jerusalén o tupinambo. Contienen inulina, que ayuda al crecimiento de bacterias beneficiosas en el intestino. Pero cuidado, pueden provocar ventosidades severas.
  • Remolacha. Es un alimento ácido (en contraposición a la formación de ácido), que estimula la producción de enzimas que ayudan a la digestión en el estómago.

Quinto día detox

Los judías y las lentejas (puedes utilizar versiones conservas bien enjuagadas o asegurarte de que empapas y cocinas a fondo, de acuerdo con el paquete de instrucciones) son una buena fuente de proteínas, pero no se deben comer con arroz en esta etapa, ya que la mezcla de proteínas con carbohidratos con almidón pueden retrasar la digestión.

Trata de dejar cuatro horas entre el consumo de los dos tipos de alimentos. Puedes comer judías y lentejas con verduras al vapor o salteadas o en una ensalada crujiente.

Los frutos secos y semillas se pueden comer con todo tipo de alimentos, y se deben comer crudos y sin sal. Proporcionan calorías útiles en forma de ácidos grasos esenciales (AGE), que pueden ayudar a acelerar la digestión.

Sexto día detox

El yogur vivo a base de leche de cabra o de oveja de se digiere más fácilmente por el intestino, pruébalo en tu desayuno con rodajas de fruta fresca y un muesli casero hecho con avena y frutos secos.

Si estás aburrido del arroz integral por ahora, trata de comer cereales integrales como una alternativa. El trigo sarraceno, kasha y una amplia selección de otros cereales integrales están disponibles junto a los arroces o en la sección de comida exótica de los grandes supermercados y tiendas naturistas. Evita el trigo, ya que puede desencadenar una mala digestión en algunas personas.

Séptimo día detox

Agrega el pescado a una de tus comidas de hoy. Cualquier pescado fresco va bien, pero te beneficiarás de los ácidos grasos esenciales si consumes pescados grasos como las sardinas, el atún y el salmón.

En esta etapa, debes estar sintiéndote más relajado y no tendrás prisa para comer todo con lo que has eliminado de tu dieta.