Dieta detox para bajar de peso

Es hora de ponerse el traje de baño. Pero antes de entrar en pánico e intentar la última dieta de moda, relájate. Hay una forma saludable y rápida para bajar de peso: una dieta detox.

Dieta detox para bajar de peso

La desintoxicación es el método ideal para perder unos cuantos kilos. También te motiva a tomar el control de tu dieta y te inspira a seguir comiendo bien después de que el programa haya terminado.

¿Por qué una dieta detox?

Estamos expuestos a las toxinas cada día y a una acumulación que puede afectar a nuestros sistemas neurológicos (hormonales), inmunológico y endocrinos. Los delincuentes más comunes son la contaminación del aire, los aditivos alimentarios, los pesticidas, el alcohol, el humo de los cigarrillos y los metales pesados.

Cuando se consumen grandes cantidades de toxinas durante un largo período de tiempo, surgen problemas de salud. Al seguir una dieta de desintoxicación puedes reducir la carga tóxica y habilitar al cuerpo para que funcione de manera más eficiente. La desintoxicación simplemente requiere un poco de disciplina y una nevera llena de alimentos nutritivos.

Este plan consiste en una semana de preparación, seguida de dos semanas completas de desintoxicación.

Semana 1: Preparación detox

La planificación es la clave del éxito. Tendrás que ir de compras y prepararte para las próximas dos semanas.

En una semana, comenzarás el destete de la cafeína y el alcohol. Si bebes dos tazas de café al día, redúcelas a una o bebe café cada dos días. Esta primera etapa está dirigida a limitar los síntomas de abstinencia potenciales que varían de un dolor de cabeza ligero a las migrañas, náuseas y bajos niveles de energía. Comienza a aumentar tu consumo de agua.

Alimentos incluidos

  • Verduras frescas: brócoli, zanahorias, guisantes, coles, espárragos, batatas, cebollas, apio, alcachofas, remolacha, espinacas y acelgas.
  • Brotes: frijol mungo y alfalfa.
  • Fruta fresca: arándanos, fresas, manzanas, maracuyá, pera, piña, kiwi, mango y todas las variedades de cítricos.
  • Frutos secos y semillas: almendras sin sal crudas, nueces de Brasil, anacardos, pacanas, nueces y semillas de calabaza, girasol, sésamo y chía.
  • Granos sin gluten: arroz integral, mijo y quinoa.
  • Legumbres: garbanzos, judías y lentejas.
  • Soja: tofu y tempeh.
  • Proteínas: pescado, huevos, pollo, pavo y cordero.
  • Bebidas: agua filtrada, té de hierbas, té verde, bebida de soja orgánica sin azúcar, leche de arroz y leche de almendras.
  • Extras: salsa tamari, sal marina, pimienta, aceite de oliva extra virgen prensado en frío, vinagre de sidra de manzana, aceite de linaza, miel orgánica, tahini, mantequillas de almendras o mantequilla de anacardos.

Alimentos a evitar

  • Cereales que contienen gluten: la avena, el centeno, el triticale y el trigo (pan blanco / integral, pasta de trigo, espelta, cuscús).
  • Proteínas: carne de res, carne de cerdo, mariscos, tocino, salchichas y carnes en conserva.
  • Lácteos: leche, yogur, queso y mantequilla.
  • Azúcares: dulces, chocolate, mermeladas y pastas de frutas.
  • Artículos procesados: alimentos enlatados, alimentos envasados, alimentos congelados, patatas fritas y cereales para el desayuno.
  • Alimentos refinados: arroz blanco, pan blanco, galletas, pasteles y pastas.
  • Comidas rápidas: patatas fritas, hamburguesas y dulces fritos.
  • Bebidas: alcohol, café, té negro, refrescos, jugos comerciales.
  • Extras: sal de mesa, margarina, poliinsaturados para untar, mantequilla de cacahuete, aderezos y salsas comerciales, colorantes artificiales, sabores, aditivos, potenciadores del sabor y grasas hidrogenadas.

En la dieta detox para perder peso, debes:

  • Beber al menos dos litros de agua pura cada día.
  • Eliminar el alcohol.
  • Elegir alimentos orgánicos siempre que sea posible. Las cebollas, el brócoli, la col rizada y la col son los mejores vehículos para la limpieza. Ellos ayudan al hígado a convertir las toxinas en sustancias inocuas para ser excretadas fuera del cuerpo.
  • Haz ejercicio a diario.

Consejos útiles

  • Comienza el día con un vaso de jugo de limón recién exprimido diluido en agua. Esto mejora la digestión y la desintoxicación del hígado. No tires la piel; los nutrientes de la piel del limón promueven aún más la desintoxicación del hígado. Añade la ralladura en ensaladas, quinoa o pescado cocidos.
  • Puedes beber té verde durante todo el día. Te ayudará a gestionar la retirada del café, además de proporcionarle a tu cuerpo antioxidantes para ayudar a neutralizar las toxinas. El té verde contiene cafeína, pero es sólo una pequeña cantidad y los beneficios son mayores que los niveles de cafeína mínimos.
  • Añade hierbas frescas a las comidas, especialmente el cilantro. Esta deliciosa hierba tiene una acción desintoxicante única y va especialmente bien con alimentos salteados, pescados y ensaladas.

¿Sabías que el hecho de masticar cada bocado de comida de 10 a 12 veces mejora la digestión y te permite sentir una sensación de plenitud sin comer en exceso?

Semana 2: Desintoxicación

Bienvenidos a la primera semana de tu nuevo y mejorado plan de alimentación. Empaca tus comidas con ingredientes frescos y saludables que hayas comprado en la semana anterior. Tu nuevo mantra es "evitar la comida procesada". Piensa en todo lo que estás metiendo en tu cuerpo.

Un día típico se vería así:

  • Desayuno: Cocido de quinua cubierto con semillas de calabaza, copos de almendras y arándanos, más de la mitad de una taza de leche de almendras y un té verde.
  • Snack: Fruta de temporada y un té blanco.
  • Almuerzo: Una gran ensalada con las verduras que te gusten. Prueba con una ensalada de brotes, coles, guisantes, cebollas y apio con carne de cordero a la parrilla y pasta de sésamo orgánico y un aderezo de limón (se recomienda comer cordero ya que generalmente está libre de químicos y son alimentados con pasto).
  • Snack: Hummus hecho en casa con una selección de palitos de vegetales y té verde.
  • Cena: Salmón a la parrilla sazonado con hierbas frescas y jugo de limón, acompañado de verduras al vapor y puré de boniato.

Durante la primera semana de la desintoxicación, el cuerpo debe comenzar a liberar las toxinas del torrente sanguíneo. Desafortunadamente, para eliminar las otras toxinas que tienes adheridas a los tejidos, lo más probable es que experimentes los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio.
  • Dolores musculares y articulares.
  • Síntomas gripales.
  • Clambres estomacales.
  • Diarrea.
  • Erupciones de la piel.

Aunque estos síntomas son comunes, en la mayoría de los casos son generalmente leves. Y tranquilo, éstos pasarán al final de la semana.

El consumo de comidas limpias y desintoxicantes durante dos semanas puede resultar en una pérdida de peso de entre uno y dos kilos, dependiendo del individuo. Tus niveles de ejercicio son cruciales esta semana. Salir y caminar, subir por las escaleras o ponerse en movimiento.

Trucos Detox

  • Si tus antojos por lo dulce son molestos, trata de comer algunas uvas congeladas, son polos naturales.
  • Si se te antoja chocolate, prueba: trozos de cacao, también conocido como "verdadero chocolate".
  • Si estás desesperado por un café, trata de tomar raíz de diente de león asada, este es un buen sustituto del café amigable para el hígado.
  • Si estás deseando carbohidratos, trata de tomar una taza de té de canela. La canela ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre y por lo tanto, amortigua la necesidad de hidratos de carbono.
  • Si quieres un aperitivo, prueba con chips de camote al horno. Corta los boniatos en lonchas, cuécelos al horno a 230ºC durante 20 minutos. Sazona con sal marina.
Detox para adelgazar

Semana 3: The Final Countdown

En esta tercera semana deberías estar mucho más cómodo con la dieta y probablemente, ya empieces a sentir los beneficios. Cualquier síntoma de abstinencia temprana debería desaparecer y, por lo tanto, tendrás más energía y una mejor concentración. Debes seguir evitando los alimentos procesados. Asegúrate de que estás bebiendo mucha agua y estás haciendo tanto ejercicio como puedes.

Esta semana intenta:

  • Desayuno: una tortilla de abundantes verduras con tomate, champiñones, cebolla, pimiento y calabacín, y el té verde.
  • Snack: 20 nueces crudas mixtas más el té de menta.
  • Almuerzo: verduras de temporada asadas, quinoa y ensalada de judías negras.
  • Snack: Rodajas de pera con mantequilla de almendras.
  • Cena: Pollo y verduras de temporada salteados con guisantes, espárragos, cebolla roja y zanahorias. Puedes disfrutar de un poco de creatividad en la cocina mediante el uso de ajo fresco, jengibre, cilantro y salsa de soja tamari, harán que tus platos sean un poco picantes y tengan más cuerpo y sabor.

Sugerencia: Bebe jugo. El color que estás buscando es verde como la clorofila. Estos jugos actúan como un desintoxicante eficaz una vez que entran en la sangre.

Batido de coco y aguacate

Si estás teniendo problemas para comer frutas y verduras, trata de tomar este batido rico en antioxidantes.

  • 330ml de agua de coco.
  • ½ aguacate, cortado en cubitos.
  • ½ plátano maduro, en rodajas.
  • 1 cucharada de jugo de limón.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • 1 cucharada de miel orgánica.
  • Unas hojas de menta (opcional).

Vierte el agua de coco en una licuadora y agrega el aguacate cortado en cubitos, las rebanadas de plátano y el jugo de limón. Añade la miel y el aceite de coco. Mezcla durante 1 minuto. Añade unas ramitas de menta fresca al gusto (opcional). Mezcla durante 1 minuto más o hasta que los ingredientes tengan una consistencia suave. Vierte en un vaso y a disfrutar.

Con suerte, te sentirás tan revivido no tendráa prisa por volver a tus antiguos hábitos alimenticios. Haz un esfuerzo consciente para seguir estos principios alimenticios limpiadores. Trata de disfrutar por todos los medios de una taza de café o una copa de vino, pero simplemente no te excedas. Una buena regla para vivir es la del 80/20: 80 por ciento de alimentos integrales, 20 por ciento de indulgencia.