Dieta detox para el hígado

Te mostramos 10 formas naturales para limpiar y depurar tu hígado. La función principal del hígado es filtrar la sangre procedente del tracto digestivo, antes de pasar al resto del cuerpo. El hígado también desintoxica químicos y metaboliza los fármacos. Al hacerlo, segrega bilis que acaba volviendo a los intestinos. También produce proteínas importantes para la coagulación de la sangre y otras funciones. Por lo tanto, queda claro que el hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo ya que cumple con funciones vitales, por ese motivo debemos cuidarlo.

Dieta detox para el hígado

Hierbas amargas

Los herbolarios aman las medicinas amargas. El sabor amargo estimula los procesos digestivos, incluyendo la producción hepática de la bilis. La bilis, parte de jugo digestivo y parte de producto de desecho, se produce en el hígado y se excreta a través de los intestinos. Las hierbas amargos también se conocen como Swedish Bitters.

Cardo de Santa María

El cardo de Santa María y la policía comparten el mismo lema "Para proteger y servir". Éste protege las células del hígado de los daños producidos por productos de la talla del alcohol. Además, el tetracloruro de carbono sirve para regenerar las células del hígado ya dañadas.

Zumo de limón

El jugo de medio limón disuelto en agua caliente a primera hora de la mañana es una forma consagrada para empezar el día, y es una excelente llamada de atención para el hígado. La acidez de los limones desencadena la activación nerviosa y hormonal del hígado y del sistema digestivo. Es un remedio muy útil para aquellos que sufren por los intestinos perezosos.

Coles de Bruselas

En la familia brassica se incluyen vegetales como la col, el brócoli y las coles de Bruselas, que contienen glucosinolatos. Los glucosinolatos son compuesto de azufre (de ahí proviene ese "olor" característico cuando se cocinan estas verduras) que protegen el hígado del daño y mejoran su capacidad para eliminar toxinas y exceso de hormonas.

Cúrcuma

Esta especia del mismo color amarillo que el curry, también se utiliza para teñir las túnicas de los sacerdotes hindúes. La cúrcuma tiene impresionantes efectos anti-inflamatorios en todo el cuerpo, incluyendo el hígado. Es un excelente remedio para los virus o las infecciones del hígado.

Manzana silvestre

La manzana silvestre es uno de las más interesantes Esencias Florales de Bach, ya que se utiliza para tratar tanto el "yo interno" como el "yo externo". La manzana silvestre va destinada a las personas que se concentran muy intensamente en la pureza y la perfección de sí mismos y de su entorno inmediato, por lo que muy a menudo son incapaces de ver el mundo en general.

Estas personas son los principales ejemplos de "no ser capaz de ver el bosque por los árboles". Una vez que un detalle capta su atención, pueden pensar en otra cosa hasta que corregir ese detalle. Normalmente, estas personas se sienten avergonzadas de su apariencia física, y pueden creer que ellos mosmos son tóxicos. Aunque las flores de Bach se recomiendan sobre todo para propósitos emocionales, la manzana silvestre, se adapta muy bien al proyecto detox.

Agua

El agua es ideal para la piel y buena para tu dieta, así que, ¿cómo saber si estás bebiendo lo suficiente? ¿Cuánta agua es suficiente?

Perdemos dos litros de agua al día, a través de la orina, el sudor, la respiración y la defecación. La mayoría de los alimentos, especialmente las frutas y verduras, contienen algo de agua. El té y el café contienen agua, pero no son tan diuréticos como se pensaba anteriormente.

Beber de uno a dos litros de agua al día te hará verte y sentirte mejor. Es cierto que puedes beber demasiada agua, pero es raro. El exceso de agua es beber algo más de cuatro litros al día (con la excepción de los atletas, que pueden perder esta cantidad de líquido durante el ejercicio, o personas expuestas al calor extremo).

La sed excesiva y micción pueden ser un signo de la forma menos común de la diabetes, la diabetes insípida. La polidipsia, cuando una persona tiene sed anormal y bebe grandes cantidades de agua, puede perturbar el equilibrio de electrolitos. El líquido puede acumularse en los tejidos, incluyendo el cerebro. También puede haber daño renal.

Beber dos litros de agua te hace sentir bien, pero beber cuatro litros no te hará sentir el doble de bien. Se recomienda beber los suficientes líquidos como agua, té y té de hierbas, ya que mejoran el flujo de nutrientes y los productos de desecho desde el hígado. No beber suficiente puede aumentar el riesgo de cálculos biliares, que es cuando la bilis se vuelve demasiado concentrada en la vesícula biliar.

Detox para el hígado

Zinc

El zinc es importante en muchas reacciones enzimáticas de todo el cuerpo. En particular, el zinc es necesario para la enzima hepática, alcohol deshidrogenasa, que descompone el alcohol en sustancias menos tóxicas. Si bebes, necesitas zinc. Además, mejora la inmunidad y reduce la frecuencia y severidad de los brotes de herpes. Los alimentos ricos en zinc son el pescado, los lácteos, la yema de huevo y las legumbres.

Raíz de diente de león

La raíz de diente de león cuenta con una larga historia de curación de hígados enfermos. La infusión de la raíz del diente de león es de color negra y amarga, por lo que es una excelente alternativa al café si estás interesado en mejorar la salud de tu hígado.

Metionina

Un aminoácido esencial, la metionina es de vital importancia para varios procesos de desintoxicación realizados por el hígado. También forma parte de un compuesto conocido como glutatión, que es un antioxidante que protege el hígado y otras células del daño.

Otros alimentos que limpian tu hígado

  • Remolachas y zanahorias: Las zanahorias son ricas en glutatión,. Ambas son grandes fuentes de flavonoides vegetales y beta-caroteno.
  • Tomates: Conienen grandes cantidades de glutatión y licopeno. Este último nos protege contra el cáncer de mama, de piel y de pulmón.
  • Pomelo: Gran fuente de glutatión. Es rico en vitamina C y antioxidantes.
  • Espinacas: Las espinacas crudas son una potente fuente de glutatión.
  • Frutas cítricas: Los limones y las limas contienen muy altas cantidades de vitamina C.
  • Nueces: Una buena fuente de glutatión, ácidos grasos omega-3 y del aminoácido arginina.
  • Aguacates: Son muy ricos en nutrientes y nos ayuda a producir glutatión.
  • Manzanas: Grandes fuentes de pectina que ayuda en la eliminación de toxinas.
  • Ajo: Como las coles de Bruselas, contiene azufre que activa las enzimas del hígado encargadas de eliminar toxinas. Además contiene altas cantidades de alicina y selenio, dos compuestos que promocionan la limpieza del hígado.
  • Verduras de hoja verde: El alto contenido en clorofila de los vegetales de hoja verde, permite absorber las toxinas ambientales, aumentar la producción de bilis, neutralizar los metales pesados, productos químicos y pesticidas.
  • Espárragos: Su fama diurética le precede.
  • Té verde: Contiene antioxidantes como las catequinas, un compuesto que ayuda a la función hepática.
  • Aceite de oliva: El aceite de oliva virgen extra y otros aceites orgánicos prensados en frío como el aceite de cáñamo y el de linaza, ayudan a limpiar las toxinas en el cuerpo.
  • Granos alternativos como la quinua, el mijo y el trigo sarraceno liberan trabajo en el hígado.